La medicina de 8 constituciones fue desarrollada por el Dr. Dowon Kwon, un reconocido acupuntor coreano en 1965. Se trata de un método de curación basada de la medicina tradicional china pero con un enfoque holístico.

Su principal característica consiste en el hecho de que todos somos diferentes en nivel orgánico y cada cuerpo necesita diferentes tratamientos de acupuntura, alimentación e incluso estilo de vida de acuerdo a la constitución que pertenece.

Es un método exclusivo coreano que clasifica a las personas en 8 diferentes constituciones físicas según el órgano predominante y su relación energética con el resto del organismo a través de los meridianos que recorren nuestro cuerpo.

La enfermedad surge cuando esta relación se desequilibra ocasionando bloqueos energéticos. En la medicina de las 8 constituciones, existen varios tratamientos específicos para cada constitución con el objetivo de restaurar el equilibrio perdido.

Es una medicina verdaderamente holística que enseña cómo vivir y qué comer para curar y prevenir enfermedades y así crear un patrón de la vida saludable.

Todos nosotros nacemos diferentes y cada cuerpo tiene diferentes características metabólicas, orgánicas y energéticas.

Este hecho, lo podemos ver claramente en la alimentación, por ejemplo. En el caso de las personas que eligen ser vegetarianas, podemos encontrar reacciones contrarias ante la misma situación; unas pueden sentir mejora en la digestión mientras que otras pueden sentirse débiles por la falta de consumo de carne.

Otro ejemplo seria las personas que consumen leche de manera regular, unas pueden sentir un incremento de su energía vital mientras que, otras sienten malestares gástricos, como diarrea.

¿Por qué? La respuesta es simple: todos tenemos diferentes patrones genéticos que condicionan nuestro metabolismo.

Tal como hemos dicho, la enfermedad surge debido al desequilibrio energético entre diferentes órganos del cuerpo.

Hay 4 grandes causas de la enfermedad; emocional (estrés), nutricional (dieta pobre o desequilibrada), vida sedentaria (falta de ejercicio físico) y, abuso de intoxicantes, como el alcohol, tabaco, drogas y uso prolongado de fármacos.

En la medicina coreana de las 8 constituciones se aplican tratamientos de acupuntura individualizados de acuerdo a la constitución de cada persona y la patología que sufre. Además se aconsejan la dieta y estilo de vida según la constitución para que viva de acuerdo a su naturaleza verdadera de manera integral.

La efectividad en los resultados debido a la visión holística de nuestra técnica ha sido ampliamente avalada por múltiples estudios clínicos que han demostrado su eficacia en la cura de todos tipos de patologías.

Cuando los principales órganos están funcionando correctamente en relación con los demás, ya que están constitucionalmente diseñados para serlo, la persona se siente bien y saludable. Sin embargo, cuando la armonía natural entre órganos pierde su equilibrio adecuado, las personas se sienten débiles, pierden funciones gastrointestinales e incluso experimentan dolores intensos de todo tipo. Acuden al médico y a menudo pasan por varias pruebas de laboratorio costosas en el hospital para ser informados de que no hay nada malo con sus órganos.

Y ¿por qué? La respuesta es simple.

La patología no está en los órganos, sino entre órganos. La verdadera patología reside en el espacio invisible entre los órganos (meridianos) y eso no se puede detectar con las máquinas de diagnóstico médico
El glaucoma es un buen ejemplo en el que una verdadera patología no debe encontrarse en el órgano de los ojos, pero en la relación entre el hígado y otros órganos.

Incluso cuando el propio órgano muestra la patología definida como una úlcera, la fisiopatología de la úlcera puede no estar solo en el órgano. La falta de armonía en todo el sistema digestivo puede aumentar la presión abdominal, por lo que no se pueden pasar por alto los problemas de otros órganos como el intestino delgado, el duodeno, el intestino grueso, el hígado y la vesícula biliar.

Otro peligro de tratar solo un órgano esta en los medicamentos.
Numerosos medicamentos antiácidos utilizados como tratamientos para el reflujo contienen una cantidad significativa de sustancias que alteran el sistema nervioso simpático. Por lo tanto cuando se consumen durante un largo periodo pueden causar varios efectos secundarios como insomnio, arritmia y depresión.

Es muy triste ver cómo muchas personas deben tomar más de seis medicamentos al día durante el resto de sus vidas.

En la medicina tradicional china, existen 10 órganos mayores visibles e importantes en nuestro cuerpo y son responsables del funcionamiento de nuestro organismo.

5 de ellos son órganos sólidos y otros 5 son huecos.

Los 5 órganos sólidos son: corazón, pulmón, hígado, bazo y riñón.

Los 5 órganos de huecos son: estómago, intestino delgado, intestino grueso, vejiga y vesícula biliar.

Todos los órganos mencionados tienen una anotomía y fisiología visibles. Sin embargo existen las funciones invisibles de estos órganos, que no se pueden ver a través de la anatomía.

Cada órgano produce y guarda su propia energía vital (Qi).

Hígado y Vesícula biliar producen y guardan la energía Madera.
Corazón e Intestino delgado producen y guardan la energía Fuego.
Bazo y Estómago producen y guardan la energía Tierra.
Pulmón e Intestino grueso producen y guardan la energía Metal.

Riñón y Vejiga producen y guardan la energía Agua.

Sin embargo Corazón no solamente produce y contiene la energía de Fuego, pero también lo distribuye a otros 9 órganos a través de meridianos. Los meridianos son los caminos por los cuales pueden circular las energías. Riñón produce, guarda y distribuye la energía del Agua, Hígado con el dinamismo de la madera, Bazo con el dinamismo de la Tierra y Pulmón con el dinamismo del Metal.

Cada persona nace con un órgano (una energía) más predominante y esto es su estado saludable como se puede observar en la mayoría de recién nacidos, es decir nacemos con una energía predomina ligeramente sobre las demás 4 energías.

Las enfermedades aparecen cuando este estado se desequilibra, es decir la energía predominante se hace más grande e invade a otros órganos y debilita el resto de energía.

Por ejemplo si una persona nace con la constitución que predomina la energía de Corazón (constitución de Fuego), su corazón producirá más fuego que otras constituciones. Cuando el exceso de fuego de corazón invade al hígado puede causar la hipertensión y cuando está afectado el páncreas puede causar la diabetes tipo 2.

De la misma manera una persona con la constitución que predomina la energía de Vejiga (constitución de Agua) estaría más propenso a sufrir gastroptosis porque su estómago no recibe suficiente energía de fuego del corazón para cumplir su función, la de digestión.

La medicina de las 8 constituciones es un conjunto de tratamientos de acupuntura y consejos sobre la dieta y estilo de vida de acuerdo a su constitución física. Así tratamos la raíz de la enfermedad no solo síntomas.